Fisioterapia Deportiva

El cuidado que tu cuerpo necesita

Para los deportistas

Ana Laura Botana Sanmartin
Fisioterapeuta

TRATAMIENTOS PREVENTIVOS
Estos tratamientos tienen como finalidad mejorar el estado general del deportista (a nivel muscular, tendinoso, ligamentoso, articular e incluso el gesto deportivo) para evitar lesiones, mejorar el rendimiento y, por tanto, los resultados del deportista.

•    Reduce el riesgo de lesión
•    Mejora el rendimiento deportivo
•    Mejora la elasticidad muscular y su adaptación al esfuerzo
•    Efectos positivos sobre su estado anímico y psicológico.

TRATAMIENTOS LESIONALES
Estos tratamientos se ocupan de las lesiones que se podían haber evitado con una correcta prevención a través de la fisioterapia. Estos agentes lesionales pueden deberse a varios factores: una mala planificación de los entrenamientos, el uso de una mala técnica, un déficit o a veces ausencia de ejercicios de estabilidad articular (propiocepción), fortalecimiento y/o estiramientos, por déficits nutricionales o por una sobrecarga excesiva mal asimilada, entre otros. En este aspecto, la fisioterapia tiene un importante papel en la recuperación  y rendimiento deportivo.

 Es necesario que el deportista y el fisioterapeuta formen un equipo. Este es el compromiso que los fisioterapeutas exigimos a nuestros atletas, para así acortar al máximo los tiempos de recuperación. El deportista debe ser estricto con los tiempos de recuperación, en la ejecución de los ejercicios propuestos, en el número de sesiones a realizar, etc.

•    Lesiones de ligamentos: Esguinces, roturas ligamentosas…
•    Lesiones musculares: Desequilibrios musculares, rotura fibrilares, contracturas, atrofias…
•    Lesiones tendinosas: tendinopatías, calcificaciones…
•    Lesiones de cartílagos: lesiones meniscales, condropatías..
•    Lesiones articulares: luxaciones, subluxaciones, artrosis, artritis,…
•    Déficit propioceptivo, coordinación-equilibrio.
•    Fracturas
•    Patologías de espalda: patología disco-vertebrales, suluxaciones articulares, alteraciones en la alineación de la columna,...
•    Lesiones quirúrgicas (preparación preoperatoria y recuperación postoperatoria)