Fisioterapia Vascular

Eliminar tóxinas

Active su circulación y su sistema inmunológico

Lucía Blanco Señorán
Fisioterapeuta

    El drenaje linfático manual es una técnica especial de masaje, que se engloba en el campo de la fisioterapia y que está orientada a la resolución de edemas (acumulaciones excesivas de líquido), principalmente linfáticos.

     El linfedema es una patología caracterizada por la acumulación de linfa (parte del plasma sanguíneo), causada por una alteración circulatoria del sistema linfático y que puede producirse por:

    • La existencia de factores congénitos (linfedema primario).
    • La aparición de un desequilibrio mecánico debido a una interrupción u obstrucción de los vasos linfáticos (linfedema secundario).
    • Entre las causas más frecuentes de este tipo de linfedema están el tratamiento radio-quirúrgico de patologías malignas (cáncer), fenómenos traumáticos, procesos infecciosos…

    El drenaje linfático manual consiste en la aplicación de una tracción sobre la piel, de forma lenta y rítmica, para conseguir “abrir” las vías linfáticas. De esta forma, se logra drenar los líquidos excedentes que bañan las células y evacuar los deshechos que provienen del metabolismo celular. Así, podremos conseguir que el sistema funcione de forma correcta por sí solo.

     

    Algunos de los efectos del drenaje linfático manual son:


    Efecto drenante: Activa el flujo linfático, crea nuevas anastomosis (conexiones entre vasos que    favorecen la circulación sanguínea) y abre vías ya existentes.
    Acción sedante del dolor: Se bloquean los receptores del dolor (nociceptores).
    Acción tranquilizante.
    Acción reguladora muscular: Se regula el tono de la musculatura estriada, favoreciendo el automatismo de la musculatura lisa.
    Se facilita la función del sistema circulatorio venoso.
    Acción beneficiosa sobre el estado inmunológico, aumentando la resistencia frente a determinadas enfermedades.

    Las indicaciones del drenaje linfático manual son:

    Postoperatorios: Después de someterse a una adenectomía (tratamiento quirúrgico de patologías cancerosas), a operaciones de estética (lipoaspiraciones o implantes mamarios)…
    Post-radiación
    Edemas por quemaduras
    Post-traumático: Esguinces, rotura de fibras, tratamiento post-fracturas, contusiones, hematomas, distensiones, síndrome de sudeck…
    Trastornos vasculares periféricos: Varices, insuficiencia venosa crónica, piernas cansadas…
    Edemas por embarazo.
    Estética: Edemas faciales (bolsas de los ojos)…
    Linfedemas primarios: Displasias, fibrosis de los ganglios linfáticos inguinales…